Visto y oído

Antonio / Sempere

Líderes

CUANDO finalizó el mandato de José María Aznar, nadie daba un duro por la salud de TVE. Mucho menos por su liderazgo. Su programación era criticada por todos, por los unos y por los otros. Y las dos nuevas cadenas que estaban a punto de irrumpir en el panorama audiovisual ponían las cosas todavía más difíciles. Pero van pasando los años, y llegan las estadísticas, y ahí vemos los datos que arroja la Corporación RTVE. En lo que se refiere a audiencias, más saneados que nunca. Siendo líderes en las citas tradicionales, del Sorteo de Navidad a las Campanadas, las elecciones o los Juegos Olímpicos.

Pero también, y eso es lo más interesante, en el día a día, mediante una estrategia comercial agresiva que sabe vender muy bien sus productos. Las series de ficción preparadas para este año son un ejemplo. Serán mejores o peores, pero lo que está claro es que TVE va a vender muy bien Pelotas, La señora o Uco. Como está vendiendo Águila Roja. Como venderá Verano azul. El regreso.

Lo más interesante de todo esto es el liderazgo en los informativos, y eso que Fran Llorente no lo ha tenido fácil. Desde que tomó las riendas de la jefatura hasta hoy el nivel de espectacularización a que han sido sometidas las noticias en todas las cadenas no admite discusión.

Tan desnortadas han estado las escaletas, que bastaría tener un mínimo de sensatez para admitir que los de TVE, aun en sus imperfecciones, son los más completos, la referencia. Pero miremos bien. Miremos a la calle, a esas gentes que salen en El diario de Patricia, en Está pasando, en todas las norias, y pensemos que todos ellos también son espectadores, también son usuarios de las noticias de cada día, y entonces repararemos en que el hecho de que los de Fran Llorente sean los líderes es casi un milagro.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios