Visto y oído

Francisco / Andrés Gallardo

¿Líderes?

HASTA hace un par de años los canales no se preocupaban en comunicar sus resultados de audiencia en los informativos. La competencia se ha vuelto tan navajera y la aritmética tan subjetiva, que cada cadena se ve en la obligación de proclamar sus respectivas victorias o derrotas pírricas en los audímetros para complacerse y convencer a sus espectadores que han elegido el botón más chachi.

Al término del pasado año se ha dado una circunstancia insólita: Telecinco puede vanagloriarse de haber sido la cadena más vista en España a lo largo de 2008; La 1 presume de haber sido la más vista en España en diciembre; Antena 3 fue la más vista en Andalucía en diciembre; y Canal Sur saca pecho por haber sido la más vista de 2008 en Andalucía, con la media de todos los meses, aunque sólo unas centésimas por encima de Antena 3. Si no hubieran rescatado a tiempo Se llama copla o con un par de capítulos más de Física o química, la historia y el autobombo hubieran sido diferentes.

Con esos resultados cada una puede afirmar que es "la cadena líder", para desconcierto de casi todos los clientes, entre mensajes que se contradicen. Copiando discursos y estilos de la política, con los resultados de audiencia nadie pierde. Siempre hay una (mala) interpretación para escapar aun en los peores momentos. Si Cuatro, La Sexta y el porrón de las temáticas suben aunque sea de manera limitada, al menos siempre hay una que pierde: La 2, maltratada por su hermana mayor.

La televisión y la política se unen de la mano de la propaganda, del cobeo indisimulado. Más cuando millones de usuarios no cotejan en otras partes lo que les ponen por delante. Lo de las noticias de las audiencias es sólo un pequeño ejemplo de la parcialidad y la información sesgada que vierte el invento.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios