DURANTE los últimos días ha caído en Sevilla una lluvia fina de ministros que venían a proclamar la buena nueva de la recuperación: el de Interior trajo una comisaría en el Patio de Banderas, el de Hacienda nada menos que una zona franca y la de Fomento, más modesta, la promesa y los paneles explicativos de un apeadero en Bellavista. Mientras el alcalde Zoido parece lanzado a inaugurar todo lo que se le pone por delante y aprovecha el último Pleno de curso para anunciar una bajada de impuestos. Parece que quieren decirnos algo...

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios