Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Luis Fabiano, en una disyuntiva

Parece lógico que el brasileño quiera prosperar, pero en el Sevilla tiene segura su participación en el Mundial

PROMETIÓ marcar en cada partido de la Confederaciones, pero consiguió algo mejor, ser el máximo goleador del torneo y artífice con sus goles de que la canarinha engrosase su rica vitrina con un trofeo más. Se trata de Luis Fabiano, ese ariete que disfruta el Sevilla y que se ha convertido en señuelo tras el que van clubes ciertamente encopetados. Lo mismo se habla del Milan que del United o del Olympique de Lyon después de haber hecho una considerable caja con el traspaso de Benzema al Florentino Club de Fútbol. El gol es el salvoconducto del delantero y Luis Fabiano es un seguro de vida en ese apartado tan valioso.

Su gol para devolver a Brasil al partido en la cita con los yanquis fue un prodigio de habilidad, fuerza y acierto. Fue un gol extraordinario conseguido en el momento oportuno, justo en el arranque de una reanudación que Brasil embocaba con dos goles abajo. Luis Fabiano acertó a la primera y eso propició que Brasil se viniese arriba y que los yanquis perdiesen confianza para que, a partir de ahí, todo se circunscribiese a esperar que la fruta cayese del árbol. Y la fruta cayó de un árbol bajo el cual se emboscaba nuestro personaje para que todo se arreglase y la Confederaciones, un título oficial por cierto, viajase a Río para enriquecer aún más la estantería canarinha.

Prometió marcar todos los días y falló en uno, pero eso no importa cuando se cambia el duro como él lo cambió el día clave. Con su instinto depredador marcó más goles que nadie y ahora es pieza codiciada por clubes muy principales. Y él, lógico, se ha puesto cachondo con tanto cortejo y no le hace ascos a la marcha, pero debería saber que si tiene un equipo donde puede tener seguro su retorno a Suráfrica para un torneo que no es la Confederaciones, sino el Mundial, ése es el Sevilla. Con la titularidad asegurada en todos los partidos de casa y en casi todos los de fuera, Luis Fabiano hará un buen número de goles y Dunga no tendrá otra que volverle a dar la nueve amarelha.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios