Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Lunes de Pascua trascendental

Tanto los futbolistas como el G-30 se reúnen mañana con la amenaza de parón liguero como arma arrojadiza

MAÑANA, Lunes de Pascua, el fútbol español puede recibir una cornada de consideración. Han llegado nuevos vientos a la Asociación de Futbolistas y lo primero es hacerse notar y tratar de que las cosas no sigan de esta manera. Ahora que se ha desempolvado que a los futbolistas se les deben diez millones de euros nadie se explica cuál ha sido el papel de Gerardo González Movilla al mando del sindicato de los futbolistas. Como el que no quiere la cosa, el ex futbolista tinerfeño accedió a la presidencia de la AFE en 1988 y aparte de estar en todos los palcos en día de relumbrón no se le reconoce nada digno de mención.

Mañana puede anunciarse un hecho pernicioso en un calendario apelmazado en año de Mundial. El anuncio de un inminente parón liguero revolotea amenazadoramente sobre la vertical de nuestro fútbol. Por un lado, la deuda a los futbolistas, esa deuda de la que Movilla debe alguna explicación tras veintidós años en la poltrona; por otro, la rebelión de los clubes modestos, vulgo G-30, contra el reparto de los derechos televisivos, unos derechos por los que los ricos son cada día más ricos y los pobres más pobres. Y si en el primero de los casos, la figura de Movilla queda en entredicho, en el segundo es la de Astiazarán la que sale muy mal parada.

El futuro del fútbol español a cortísimo plazo, por tanto, se antoja oscurito. Igual en los futbolistas que en la patronal hay mal rollo, las cuentas no salen por ninguna parte, no todo es Messi y Cristiano, por las ventanas de la AFE entra un aire nuevo, el nuevo líder sindicalista sabe tela de encierros y de soldadas incumplidas mientras que la patronal menos pudiente no soporta que la tarta televisiva se siga repartiendo como ahora. Mañana es Lunes de Pascua y el sábado hay un Madrid-Barcelona en el aire, muy en el aire. Todo, cuando ni siquiera hay fecha para la final de Copa. Liga de las Estrellas, eufemismo cada vez más hilarante, cornada grave en el horizonte...

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios