Las dos orillas

José Joaquín León

Madrid entra en recesión

RAJOY es un infiltrado del PSOE. Esto no me lo he inventado yo, me lo ha contado uno que se lo oyó a un amigo de un espía tajarina, que presentó un currículum a Esperanza Aguirre para hacer prácticas de verano. Apoya su teoría en especulaciones gratuitas:

-Tú le pones a Mariano en cada mano un puño levantado y una rosa, y da el tipo de sociata con barba mejor que Zapatero.

-¡Tipo, tipo! ¡Empieza el Carnaval!

A pesar de la dudosa fiabilidad de la fuente de la Cibeles, no le falta la razón al espía tajarina que pidió las prácticas al teléfono de la Esperanza: si Rajoy fuera un infiltrado del PSOE no lo haría mejor, y si fuera verdaderamente del PP no lo haría peor, en estos durísimos momentos, porque es imposible.

Hemos pasado de las cortinas de humo del PSOE a las cortinas de humo del PP. Cuando Solbes descubrió la crisis debajo de las alfombras de los bancos, se acusó al presidente de que buscaba cortinas de humo. Este Zapatero sólo mandaba a sus ministros decir chorradas para que no se hable de otra cosa: de las miembras de Bibiana, de las bombillas de Sebastián, de las habladurías de Magdalena, de los silencios de la Corredor, que nunca dice nada. Venga a disimular, mientras se superaban los tres millones de parados, mientras este país se hacía eremita, con un ERE detrás de otro.

Hemos entrado oficialmente en recesión. El Banco de España lo anunció ayer.

-Recesión tiene nombre de mujer. Le gustará a Bibiana.

Recesión es una crisis del mismísimo ca… rácter. Recesión es cuando el PIB está negativo durante seis meses consecutivos, cuando la producción decrece; no es que esté bajo mínimos, sino que está a nivel de submarino amarillo.

Pues, según las últimas encuestas, esto no origina desgaste a Zapatero, como si esto no fuera con él, como si los 3.128.963 parados hubieran caído del cielo directamente en el autobús de los ateos. España ha entrado en recesión, pero en Madrid no se habla de esto, sino de los espías de Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz Gallardón.

Mariano y los del PP le están bordando las cortinas de humo a Zapatero. ¿Para qué se va a gastar el presidente un euro en café, si lo invitan gratis? Monta el caos Magdalena en el aeropuerto de Barajas y aparece Montserrat Nebrera con sus lecciones sobre el habla andaluza. Se dispara el paro hasta perderse de vista y aparece Soraya Sáenz de Santamaría enseñando las piernas. Madrid entra en recesión, con un ruinazo, y aparecen los espías de Esperanza y Gallardón, persiguiéndose entre ellos. Por eso, dice el espía tajarina, tras vigilar a Rajoy, que le parece un infiltrado del PSOE. Con enemigos como éste, a Zapatero no le hacen falta amigos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios