PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Maletas para el futuro

QUIEN dirige el Gobierno intervenido de la nación dice que no es libre para tomar decisiones. Es la frase más desasosegante, para nuestro futuro como sociedad democrática, de las que pronunció Rajoy para justificar en el Congreso el recortazo, y después de que la mayoría absoluta le tocara las palmas. ¿Y ustedes, estimados lectores, tienen más libertad que Rajoy para decidir cómo salir del túnel? El periodo vacacional llega a la orilla del calendario más imbuido que nunca por una sensación de ser una larga jornada de reflexión, pues vivimos momentos cruciales aunque sea bajo una pátina de normalidad. Más que un punto y seguido después de zambullirse en el descanso y en el ocio activo, se trata de un punto y aparte para pensar qué hacemos con nuestras vidas, pues se encaminan hacia una etapa cada vez más incierta y distante respecto a ese modelo de asentamiento personal y profesional al que la mayoría social se ha acogido durante veinticinco años, sin leer la letra pequeña de los peligros. Eso que se resumía en el concepto de tener la vida resuelta, que incluía ver ya encaminados a los hijos sin pasar apuros.

En las estadísticas del turismo estival, entran en el mismo saco los sevillanos que hagan las maletas para divertirse en Nueva York y quienes aterricen en Silicon Valley para apuntalar su vocación emprendedora. En el cómputo de pasajeros de las aerolíneas, suman lo mismo quienes hagan las maletas hacia Eurodisney París y quienes consiguen un contrato de trabajo en Berlín, haciendo valer la titulación superior que aquí es papel mojado. Y en el exceso de equipaje, no se distingue el sobrepeso de quien se lleva varios trajes para las cenas en el crucero por el Báltico, respecto a los bártulos que cargan los jóvenes sevillanos sin miedo a prosperar lejos de su tierra natal.

La Sevilla del futuro es una aventura en la que se transita con maletas de cabina o de bodega. Es una inversión en billetes de avión con la vuelta cerrada o abierta. Es un inmenso territorio de ciudadanos que van por libre, con mucho o poco dinero en los bolsillos, y descubren cómo es posible ser más libre que Rajoy para tomar decisiones.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios