La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Mano a mano insólito y fastuoso

Tras la apoteosis del fin de semana en torno a la figura del Señor, después de esa lección de compostura de Sevilla en la que ni siquiera el remate de la saeta poderosa de Manuel Cuevas en la Pescadería movió a que sonara una sola palma, otro acontecimiento con el soñado mano a mano entre Velázquez y Murillo. En los Venerables se está produciendo una explosión de arte como sólo en sitios como Sevilla puede darse. Parece mentira que dos coetáneos como estos dos genios sevillanos no hayan coincidido como coinciden en el viejo hospital de Santa Cruz. No hay papeles que documenten la coincidencia entrambos, pero sí hay biógrafos que abogan por una relación personal de la que se benefició en gran medida el más joven. Fuese como fuese, lo cierto es que cuatro siglos después, ambos establecen un diálogo excelso y tenía que ser en Sevilla, ¿dónde si no?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios