Crónica Levantisca

J. M. Marqués Perales

jmmarques@diariodecadiz.com

Marielitos

Vuelven a llegar pateras a las playas más cercanas al Estrecho, hacía décadas que este tipo de inmigración, marroquí, no se registraba en la zona. Sí ha seguido la de población subsahariana que malvive en Marruecos, Arriban hacia Málaga y Almería, pero el flujo está sometido a regulación política. Es un hecho sabido que cada vez que el rey de Marruecos se enfada con España levanta la barrera. La última vez fue a causa de un encontronazo entre una patrullera de la Guardia Civil y Mohamed VI en aguas cercanas a Alhucemas. Quizás esté pasando algo y no lo sepamos aún. En Turquía, Tayep Erdogan, cada día más putinizado, amenaza con levantar las barreras y meter a tres millones de refugiados en las costas griegas e italianas; además de provocar otra tragedia humanitaria, echaría gasolina sobre el fuego populista que comienza a prender en Francia, Alemania, Austria y Hungría. La conexión entre Trump y el Brexit es la xenofobia, sea hacia los mexicanos o por los fontaneros polacos. A principio de los 80, como respuesta a una crisis interna, Fidel Castro abrió el puerto del Mariel a los cubanos hartos de comunismo y metió 125.000 personas en las costas de Miami. Un 2% de ellos eran delincuentes comunes sacados de las cárceles, "escoria humana", dijo de ellos el dictador. A Jimmy Carter los marielitos le arruinaron el mandato.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios