tribuna de opinión

Álvaro Pimentel

Portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Sevilla

Medidas excepcionales en tiempos excepcionales

El portavoz de Cs defiende el apoyo que su grupo ha dado a proyectos del gobierno local y reitera que, tras el Covid-19, los sevillanos piden que los políticos desbloqueen y sean útiles

Muralla de la Macarena. Muralla de la Macarena.

Muralla de la Macarena. / Antonio Pizarro

Anadie se le escapa que la crisis derivada de la pandemia del Covid-19 ha provocado un escenario de grave inestabilidad en nuestra ciudad. Nos encontramos en un momento decisivo en el que todos estamos obligados a sumar para que, una vez que hemos conseguido salvar vidas, seamos capaces de salvar la economía y el empleo, pues situaciones excepcionales como la actual requieren de medidas excepcionales sostenidas en el acuerdo, la moderación y la búsqueda del interés de los sevillanos por encima de la trinchera partidista y los extremos políticos.

En el Grupo municipal de Ciudadanos estamos convencidos de que la salida a esta crisis pasa por un gran pacto de ciudad, con propuestas reales y concretas que sienten las bases de la necesaria reactivación social y económica que no puede seguir esperando. Por eso hemos decidido tomar la iniciativa, poniendo sobre la mesa de alcalde un acuerdo para aprobar el Plan Extraordinario de Inversiones Públicas, en el que se destinan más de 50 millones de euros para impulsar 28 proyectos de ciudad que llevan el sello de Ciudadanos.

Gracias a esta voluntad de acuerdo desde el centro y la moderación, Sevilla contará con un modelo de trabajo que generará empleo y estabilidad desde la inversión pública. Si pedimos a la sociedad y las empresas que den un paso al frente para recuperar el buen estado de salud de nuestra economía es más que necesario que desde el Ayuntamiento de Sevilla demos el primer paso y seamos nosotros, los representantes públicos, quienes tomemos la bandera de la unidad, el compromiso y la inversión para transformar nuestra utilidad en un ambiente de confianza que se configure como un revulsivo frente a la crisis.

Nuestro apoyo como grupo municipal ha sido decisivo para que este plan de inversiones sea una realidad a pesar de la oposición frontal de otros partidos políticos que parecen vivir ajenos a lo que los sevillanos nos exigen hoy en día. El frentismo político no tiene cabida en la sociedad de hoy. Por eso, desde Ciudadanos no compartimos la visión de otros grupos de la oposición que rechazan sin argumentos sólidos las medidas que deben sacar a Sevilla del pozo en el que nos ha sumido el Covid-19. Cada cual debe ser responsable de sus decisiones. Ciudadanos, sin duda, es consciente de las suyas y de su compromiso con el futuro de los sevillanos.

Este plan municipal de inversiones es un primer paso para alcanzar el objetivo. Parece evidente que una de las recetas para afrontar la salida de la crisis pasa por fomentar la obra pública, por dar un primer paso como administración que aporte soluciones sin que sean los sevillanos los que tengan que pagar la factura.

Un modelo muy sencillo: desprenderse de un suelo o unos inmuebles sin uso y deteriorados para destinar los ingresos de su venta a la rehabilitación del patrimonio, la construcción de equipamientos públicos, mejoras urbanísticas o a inversiones en los barrios con más necesidades de transformación social.

Estos proyectos son, además, buena parte de las reivindicaciones que hemos venido defendiendo en Ciudadanos durante los últimos años. Entre ellas, la puesta en valor definitiva de la Muralla de la Macarena, el Centro Paterri en San Bernardo o la adecuación del Pabellón Real como museo del regionalismo dedicado a la figura de Aníbal González. Apuestas claras por los barrios como la construcción de los centros cívicos de

Los Bermejales o Sevilla Este, que consolidan nuestra propuesta de crear los centros de barrio, tal y como aprobó el pasado Pleno municipal. Y también las inversiones concretas en barrios como Los Pajaritos o la renovación del trazado del Paseo Juan Carlos I. Necesidades urgentes de nuestra ciudad a la que todavía hay partidos políticos que siguen poniendo palos en la rueda frente al apoyo generalizado de los sevillanos.

No es el momento de dudar, sino de dar pasos al frente. No es el momento del no, sino de ser responsables y pensar en la ciudad. Ahí, como ya he dicho en anteriores ocasiones, será mucho más fácil entendernos.

Sobrevivir a la crisis del Covid-19 conlleva esfuerzos y sobre todo mucho trabajo. Sin colores, sin banderas y sin extremos. Desde la razón y el sentido común, apostando por invertir, por reactivar la obra pública y por generar confianza. Eso es lo que nos están pidiendo los sevillanos y eso es lo que vamos a seguir haciendo desde nuestro grupo municipal: desbloquear y ser útiles para ser capaces de ganar la partida a los pesimistas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios