Crónica personal

Pilar Cernuda

Mejor, imposible

EL programa electoral de Podemos es, sencillamente, toda una falta de respeto.

Los millones de españoles que no acaban de superar la crisis, que temen el desahucio, que siguen sin encontrar el trabajo adecuado, que desconfían de la clase política y que además se encuentran en precariedad económica no merecen que se les trate como a ignorantes. Y lo que han hecho Iglesias y sus adláteres ha sido desgranar más de doscientas propuestas que encandilan a cualquiera, aunque son de imposible cumplimiento. Imposible. La prueba es que Podemos no adjunta al programa la memoria económica. No puede: las propuestas no se pueden sostener: España entraría en quiebra.

Pablo Iglesias presenta un escenario idílico si Podemos consigue llegar al Gobierno. El problema es que sus propuestas cuestan dinero, mucho dinero, y el líder y sus colaboradores no han tenido siquiera la decencia de presentar los números.

A la frivolidad de presentar un cúmulo de iniciativas que ningún Gobierno puede cumplir, se suma que el principal dirigente de Podemos es profesor universitario. Es decir, se dedica a la formación de estudiantes, a hacer mejores a los españoles del futuro. Que sea un profesor el que promueva un programa de gobierno inviable es más grave que si el responsable del programa fuera un semianalfabeto oportunista que quiere aprovecharse de la desesperación de los que peor están.

Pero muchos españoles que se sentían encandilados por Iglesias y Monedero pronto comprendieron que se movían en el terreno de la demagogia. Ese partido que aspiraba a gobernar a España no sólo se ha encontrado con que hay corruptos y nepotistas en sus filas, sino que encima presenta un programa que provoca auténtica indignación. Porque nada hay nada peor que tratar de engañar con propuestas de imposible cumplimiento a quien necesita desesperadamente referencias de futuro esperanzador.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios