Tomás garcía Rodríguez

Doctor en Biología

Miedo viral

La gripe está en el ideario colectivo, mientras lo nuevo provoca una sensación de miedo

La gripe es una enfermedad que ha sido responsable de millones de muertes desde la antigüedad, describiendo Hipócrates sus efectos en el año 412 a. C. en la denominada "tos de Perinto", aunque sería en 1580 cuando se registrara la primera pandemia. Se han originado otros episodios devastadores a lo largo de los siglos, siendo la gripe A la de mayor virulencia; ésta afecta a humanos y a animales -cerdos, caballos o aves- que actúan como reservorios y son obstáculos para su erradicación. En España, los contagios gripales en el periodo 2017-2018 alcanzaron a unas ochocientas mil personas, con quince mil fallecidos, lo que supone una tasa de letalidad superior a la estimada para la actual epidemia de Covid-19, que en la provincia de Sevilla -con dos millones de habitantes- ha provocado unas cuatrocientas muertes. El influenzavirus que origina la gripe y el coronavirus SARS-CoV-2 contienen un material genético de estructura semejante, manifestándose signos clínicos comunes en ambas patologías que son difíciles de distinguir en sus fases preliminares.

La reaparición de la gripe en su ineludible comparecencia anual puede provocar el solapamiento de las dos afecciones, por lo cual resultará imprescindible aplicar pruebas de detección de los dos agentes virales para discernir cuáles portan los contagiados. Estas identificaciones de pequeños trozos de genoma de virus mutables no son concluyentes por sí solas; son los responsables médicos y forenses los que han de certificar el origen de la dolencia o la causa de la defunción, pues la presencia de un determinado germen en el organismo no ocasiona necesariamente una enfermedad.

"De nuestros miedos nacen nuestros corajes, y en nuestras dudas viven nuestras certezas. Los sueños anuncian otra realidad posible, y los delirios otra razón. En los extravíos nos esperan hallazgos, porque es preciso perderse para volver a encontrarse" (El libro de los abrazos, Eduardo Galeano).

Sería deseable que las informaciones difundidas fueran contrastadas y serenas para no inflamar el temor inconsciente generado, lo cual podría promover el estallido de la gran burbuja de pánico inducido en las mentes de ciudadanos atrapados en una capa neblinosa de dudas y desasosiego. La gripe se encuentra instalada en el ideario colectivo del ser humano desde tiempos pasados, mientras lo nuevo y desconocido provoca una sensación de miedo e incertidumbre. Poco a poco se irá aceptando al reciente intruso y se incorporará a la memoria común, sin obsesiones compulsivas que obnubilan el pensamiento e impiden seguir viviendo con alegría, libertad y esperanza.

"Mientras la ciencia a descubrir no alcance/ las fuentes de la vida,/ y en el mar o en el cielo haya un abismo/ que el cálculo resista,/.../ mientras haya un misterio para el hombre,/ ¡habrá poesía!/.../ Mientras se llore, sin que el llanto acuda/ a nublar la pupila;/ mientras el corazón y la cabeza/ batallando prosigan;/ mientras haya esperanzas y recuerdos,/ ¡habrá poesía !"(Rima IV, Bécquer).

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios