Visto y oído

Francisco / Andrés / Gallardo

Modelos

EL PP ha rechazado la propuesta de Pablo Carrasco, el único nombre de primera línea realmente limpio de inclinaciones políticas que estaba sobre la mesa para regir La Nuestra. Las negativas las carga el diablo del tiempo. Si dentro de tres años los populares son capaces de descabalgar a Chaves tendrían en el ente audiovisual, y durante otros tres años más, a un rector que han rechazado de pleno. El PP se enrabieta como siempre, pero en esta ocasión, y si por una vez miran a medio plazo, lo podrían resolver de otra forma. Exigen que no sólo se cambie un nombre, sino un modelo. Por lo pronto en las televisiones (nacionales, autonómicas o municipales) que controlan, o controlaron, los del PP no deberían haber caído en el mismo error que reprochan. ¿Qué modelo de esas cadenas pueden poner de ejemplo?

Critican que Carrasco suponga un punto y seguido en los contenidos. El éxito de audiencia de Canal Sur sólo puede seguir el camino fácil de estos años. Si el número de espectadores no fuera un arma arrojadiza política merecería que el director de la RTVA tuviera un colchón de confianza para caminar por otros proyectos. Ese es el verdadero reto, en materia de contenidos, de Carrasco: debería presentarnos una comunidad autónoma moderna, creativa y emprendedora.

Al final, estas refriegas de pupitre son remedo de las tertulias bien pagadas. El espectáculo entre Miguel Ángel Rodríguez y María Antonia Iglesias en La noria revela el talante de ambos, deseosos de una bronca lucrativa y un desplante. Y de un moderador impotente. Iglesias también andaba por el fenecido Mejor lo hablamos cuando, hablando de la memoria histérica, provocó la espantada de los de la Cope. Ahí tenemos un modelo de programas del que se puede prescindir. No a los contertulios de cheque grueso y cartas marcadas.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios