Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Un día en la vida

Manuel Barea

mbarea@diariodesevilla.es

Momentos nada estelares de la Historia

¿Alguien había imaginado siquiera por un instante que Trump no iba a salir absuelto del 'impeachment'?

Andamos como locos deseando asistir -¡ya!, pero sin saberlo- a uno de esos grandes momentos que se reserva la Historia (Universal, por supuesto, como aquella vieja asignatura) con los ojos y las orejas en el Imperio, aguardando impacientes a que nos surta de emociones y hasta de vértigo. Así que ahí hemos estado, pendientes del impeachment al Emperador a sabiendas de que no iba a ser destronado. ¿Es que alguien había imaginado siquiera por un instante que no iba a salir absuelto? Quizá es que tenemos mitificado los setenta, el Watergate, y hasta al propio Nixon y a su jarca, la "pandilla", como acertadamente la bautizó Philip Roth.

No, ya no vamos a vivir momentos estelares de la Historia. No con la trascendencia ni las consecuencias de aquellos que sí lo fueron (o que hemos sabido después que sí, que lo fueron). Se vinieron abajo las Torres Gemelas en directo con sus cadáveres en directo y la guerra que vino después también en directo, ya minutada, guionizada y exhibida en tiempo real, y fuimos más que nunca la sociedad del espectáculo, y en ello seguimos, a la espera de otro instante que nos contraiga el pecho, nos atranque los párpados sin posibilidad de bajarlos y nos deje sin habla durante un buen rato. Al cabo del tiempo puede que nos preguntemos por lo que pasó y por qué aconteció y si lo que ocurrió nos lo contaron con la verdad por delante o sólo a medias o fue una sarta de embustes.

Y mientras el numerito, burdo y barato, sigue adelante. ¿Va a dar siquiera para documentales televisivos destinados a generaciones que estén por llegar? ¿Se van a quedar flipadas ante la pantalla de su televisor o de lo que sea que vean? ¿Generará algún interés toda la majaretada que nos tiene ocupados a sus antepasados? "¿Quién era ese tío del pelo amarillo de aire chulesco que engorda con los aplausos del Congreso más poderoso del mundo mientras una mujer situada tras él rompe los papeles de su discurso?", puede que se pregunten.

Nosotros vimos -en diferido- a Nixon despedirse al pie de la escalerilla del helicóptero esgrimiendo un atribulado signo de la victoria. Ahora, mientras se concentra en un birdie, Trump ordena asesinar a un general iraní. Y aquí, en mi país, oigo al presidente Sánchez decir con respecto a Cataluña que "el balance de la última década es sombrío".

Sí. Histórico.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios