Visto y oído

Antonio / Sempere

Monos ladrones

VOLVIÓ el programa de la Defensora del Espectador tras ocho semanas de pausa, y en contra de lo que pudiera pensarse, no hubo queja alguna sobre ese conato de censura previa que tanto dio que hablar cuando los miembros del Consejo de Administración de RTVE aprobaron tener acceso al servicio iNews, para conocer la escaleta de los Telediarios antes que los espectadores. RTVE responde acoge quejas sobre lo que se emite. En la televisión y en la radio. Elena Sánchez Caballero anunció que los asuntos relacionados con la programación radiofónica tendrán mayor presencia a partir de ahora. El asunto relacionado con los miembros del Consejo de Administración requeriría otro formato. Tal vez un foro de debate donde, con cierta calma, pudiesen explicarse las partes implicadas.

Por de pronto, la agenda del programa de la Defensora había acumulado asuntos pendientes desde el verano que no admitían más demora: el tratamiento de la visita de Benedicto XVI y el solapamiento de señal simultáneo de los actos papales en tres de sus canales (La 1, La 2 y el 24 Horas), el tratamiento informativo de las manifestaciones laicas, la ausencia de la secuencia en la que Mourinho metió el dedo en el ojo al ayudante de Pep Guardiola, las causas por las que TVE no emitió el Mundial de Atletismo desde Daegu. En medio de tanta seriedad, no estuvo mal el momento de distensión cuando un espectador zaragozano se quejó por el abuso en las repeticiones de los documentales. En concreto, uno sobre Monos ladrones. Sin doble sentido. Manel Arranz, director de Programación de La 2, aclaró que la multidifusión permite cuatro emisiones por capítulo.

Pero que a lo mejor había visto capítulos distintos creyendo que era el mismo. Y es que a veces la tele parece repetida, aunque no lo sea.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios