¡Oh, Fabio!

Luis Sánchez-Moliní

lmolini@grupojoly.com

Un sobre con Montesinos

El Paseo es una editorial impulsada por un personaje fundamental en la cultura de la ciudad, David González Romero

El fatigoso oficio de plumilla tiene algunas compensaciones. Los libros de gorra son una de ellas. Como aquellos legendarios sobres que cuentan que trincaban los antiguos cronistas taurinos y que servían para engrasar sus elogios a alguna figura del toreo, de vez en cuando aparece sobre nuestra mesa de la redacción un volumen envuelto en papel de estraza, cortesía de un editor en busca de la legítima (palabra de moda) promoción de sus autores. La mayoría de las veces son libros rutinarios y oportunistas, pura chatarra literaria o ensayística que va a parar al montón del olvido. Sin embargo, en algunas ocasiones, el mangazo (como se dice en el elegante argot periodístico) es suculento y nuestras papilas lectoras comienzan a salivar. En agradecimiento al donante, y porque pensamos que el tocho puede tener algún interés para el lector, le dedicamos unas líneas. Y santas pascuas.

Entre los libros que merecen la pena están siempre los que envía la sevillana editorial El Paseo, benemérito proyecto impulsado por David González Romero, personaje fundamental en el panorama cultural de la ciudad, gigantón de verbo abundoso y entusiasmo intacto, pero con la sagacidad de una raposa de Sierra Morena. El catálogo de El Paseo (elpaseoeditorial.com) es una especie de bazar moruno en el que nombres de la literatura universal (Pessoa, Maistre, Lovecraft…) o clásicos del periodismo y la literatura de la ciudad (Juan Sierra, Núñez de Herrera…) se amalgaman con orgullosos frikis de la cosa cofrade e hispalense.

Como regalo para endulzar la rentrée otoñal más amarga que hemos conocido, El Paseo reedita, al alimón con el Cicus de la Universidad de Sevilla, Los años irreparables, del desaparecido Rafael Montesinos. Ayer lo vimos, flamante y hermoso, sobre nuestro escritorio, llevado hasta allí por el poeta Gonzalo Gragera, colaborador de la editorial. Como tantos, leímos en su día este monumento de la literatura española del recuerdo -aunque poco conocido fuera de Sevilla- en la colección de bolsillo de la Hispalense, pero lo que propone ahora El Paseo es una versión enriquecida, con el estudio de Rafael Roblas Caribe, una gavilla de fotos, cronología, bibliografía y otros textos de carácter memorialístico, alguno de ellos inédito.

Sobre Montesinos, de cuyo nacimiento se han cumplido cien años, publicó ayer la sección de Cultura del Diario amplios y esclarecedores artículos. Hoy, Alberto Guallart, autor de la biografía editada por la Fundación José Manuel Lara, también nos ofrece en estas páginas un texto especialmente recomendable. Les ahorro, pues, mi vacua cháchara sobre este poeta de rostro tristón y verbo sevillano, que vivió su exilio madrileño como un irremediable y eterno castigo de los dioses grecos. Lo importante era dar las gracias por este sobre lleno de la mejor prosa. Y que sean más.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios