Savoir faire

Ángela García Monzón

Naranja Valentino

QUÉ malo es perder la perspectiva. Seguro que este señor se mira al espejo y considera que tiene un aspecto estupendo. A ver quien le explica a esta figura de la moda que su mítico 'rojo Valentino', que llena de intensidad las creaciones de la firma que lleva su nombre, va a verse abocado al olvido frente a un color que él mismo viste a diario: su moreno anaranjado hace que parezca una caricatura de sí mismo.

El diseñador es solo la cara conocida (si es que debajo de ese montón de potingue hay realmente una cara) de un grupo que parece adorar lucir un color de piel que se aleja de lo natural, de ese rubor y el efecto buena cara que tanto ha perseguido el maquillaje esta temporada, y que sienta tan bien. Y lo peor, como le pasa a Valentino, es que realmente creen que están de portada de Vogue.

Pero no solo un bronceado falso conseguido a base de autobronceador es ridículo… Cuidado con los morenos excesivos porque (aunque la frase suene híper-mega-pija-frívola) ya no están de moda. Igual que durante la época de las supermodelos las curvas eran más que bienvenidas, para después dar paso a la estética 'heroin chic' y a las maniquís lánguidas, la tendencia de cambiar el propio color de piel, ya sea gracias a la cosmética o al sol, está en una gráfica descendente, frente al ascenso de las teces más naturales. ¡Ojo! No significa que ahora lo cool sea tener la cara a lo María Antonieta, sino precisamente encontrar el punto medio entre la muñeca de porcelana y el baño de arcilla.

Utilizando como referencia la imagen: ni Olivia Palermo, ni Valentino. Aunque, siendo sinceros, si no hubiera posibilidad, y frente a un precipicio me obligasen a elegir entre uno de los tonos de piel… elegiría una y mil veces el blanco roto de la socialité neoyorquina antes que el color rebautizado en honor al creador italiano que da título a esta columna.

Por cierto… ¿Si llueve se destiñe? Ahí lo dejo.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios