La ventana

Luis Carlos Peris

Noche de ronda a la Inmaculada

ASÍ como mañana bailarán los seises ante el altar mayor catedralicio en honor al dogma concepcionista, esta noche proliferarán las tunas ante el monumento a la Inmaculada. La Plaza del Triunfo será un ir y venir de tunas hasta que a eso de la medianoche, la cosa suba de nivel y la joven madrugada se venga arriba. Parece que es una tradición moderna, como de mediados del siglo pasado nada más, y fue la tuna de Peritos Industriales la pionera en cantarle Clavelitos o Noche de ronda a la Inmaculada Concepción. Aunque en este tiempo de laicismo en auge hay cosas que han ido perdiendo calado, esto de las tunas mantiene un nivel aceptable. No es como cuando en los sesenta, la juventud lo tenía como excusa para llegar más tarde a casa, cómo va a ser lo mismo si hogaño cualquier día es bueno para pasar la noche en blanco sin necesidad de tunas... ni de tunos.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios