La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Nuevamente nos roban el mes de abril

Cuando la tragedia tiene vísperas de inquietud es menos traumática, pero el drama ya es incuestionable y de un calado mortal. Desde que el bichito cabrón volvió a las andadas coincidiendo con los coletazos del verano se tenía el temor de que podría repetirse la faena del bisiesto. Se temía que otra vez se quedarían los pasos sin montar y la ciudad efímera sin levantar. Era un temor sin confirmación, por lo que en lo más hondo se tenía la vaga esperanza de que no iba a ser así. Los días y los meses transcurrían con el a ver qué pasa, pero ya no hay vuelta atrás. Si en este año nos robaron el mes de abril y cuanto conlleva, en el que viene más de lo mismo. Decepción confirmada, frustración irremediable y ruina económica de certero puntillazo. Era un drama temido con todo fundamento, pero que se hace insufrible en esta hora dramática del esto es lo que hay.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios