EL Íbex 35 cerró la sesión de ayer con un avance del 0,87%, lo que permitió al selectivo conquistar los 10.300 enteros (10.304) y regresar así a los niveles de enero. En el mercado de deuda, la prima de riesgo se colocó en 176,4 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 3,409%.

La buena subasta del Tesoro, que captó 5.004 millones en bonos y obligaciones, ofreciendo intereses más bajos que en la anterior ocasión, animó a los inversores. También ha ayudado la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de mantener los tipos de interés de la zona euro en el mínimo histórico del 0,25%.

FCC se consolidó como el mejor valor de la jornada, con una subida del 4,21%, seguido de Gas Natural (+2,54%), Grifols (+2,11%), Ferrovial (+2,06%) y Telefónica (+1,61%). Tan solo Gamesa no consiguió mantener el tipo y retrocedió un 0,11%.

Entre los blue chips se mantuvo el optimismo en la sesión de ayer y todos cerraron en positivo, aunque sus repuntes fueron discretos, salvo en el caso de Telefónica. Inditex ganó un 0,85% y Santander un 0,78%. También avanzaron Iberdrola (+0,39%), Repsol (+0,3%) y BBVA (+0,1%).

En este contexto, el Íbex fue la plaza europea que mejor comportamiento tuvo en comparación con sus homólogas del Viejo Continente: París subió un 0,56%, Londres un 0,23% y Francfort un 0,11%. En el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,3847 billetes verdes.

El analista de IG Daniel Pingarrón ha señalado que el discurso "tan poco comprometido con la baja inflación" que ha pronunciado el presidente BCE, Mario Draghi, ha provocado una reacción negativa en los mercados, ya no tanto en las bolsas como en el euro y en los tipos interbancarios. Pese a esa "pequeña decepción", las subidas en la renta variable han continuado y el Íbex 35 fue una de las plazas que más las ha sabido aprovechar.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios