El balcón

Ignacio / Martínez

Nuevos tiempos

EL nuevo presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía está dando sus primeros pasos por Sevilla con sentido común y humildad. Lo demostró el miércoles en el Foro Antares en un discurso claro y directo. Y corto, lo que es de agradecer. De hecho, fue muy distinto a la presentación barroca y espesa que le precedió. Es un signo positivo de los nuevos tiempos en la patronal andaluza. González de Lara dijo cosas sencillas inhabituales. Por ejemplo, que la iniciativa privada es parte esencial del Estado de bienestar. Traducción: sin producción, empleo, consumo e impuestos no se pueden pagar servicios públicos a los que aspiramos.

También propugnó la industrialización de Andalucía, hasta que el sector suponga el 20% del PIB regional. Entre 1998 y 2008 el valor añadido bruto andaluz creció un 111%, mientras que su componente industrial sólo aumentó en un 42%. La burbuja financiera e inmobiliaria provocó en esa década que el peso de la industria en la economía regional bajara del 14% al 10%. Aunque tras la crisis se ha recuperado algo, el jefe de los empresarios está diciendo que hay que duplicar el peso de la industria en el PIB.

Este es un tema ausente en los discursos llenos de lugares comunes de nuestros próceres. La industria marca el suelo económico de un país y es determinante para su desarrollo, porque sufre menos vaivenes que otros sectores. Pero hacen falta más factores para garantizar el desarrollo regional, como la cantidad de empresas y su dimensión. Y a ambas cuestiones se refirió el nuevo presidente de la CEA. Andalucía es un páramo empresarial: si descontamos autónomos y microempresas, el total de compañías de todos los sectores con más de 10 trabajadores pasa escasamente de 17.000. Algo más de dos mil por provincia.

A otros de sus mensajes estamos más acostumbrados. Por ejemplo, que es necesario menos intervencionismo público y menos normativa. El año pasado entre el Gobierno central y las comunidades autónomas aprobaron 13.000 nuevas normas en España. González de Lara pide dos cosas que ahora no se dan: simplificación y cumplimiento.

El pasado domingo, un editorial de este diario se felicitaba del liderazgo regional que protagonizan en este momento dirigentes políticos y empresariales malagueños. El consejero de Economía, el portavoz parlamentario de IU, el presidente de la CEA o el único banquero andaluz son malagueños. A ellos se suma desde este fin de semana el nuevo presidente regional del PP. Parece que se consolida el eje Sevilla-Málaga. Faltan muchos otros.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios