Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Oasis dominical con fútbol de verdad

La ruleta rusa para ir a Primera y un atraco en Bolonia nos sacaron del periodismo ficción

Cada dos años, el tiempo entreguerras del fútbol que es lo que dura en llegar la pretemporada tras arriarse el telón del curso anterior se hace insoportable. Qué largo, cuánto dura ese tiempo de balones caídos en estos años sin Mundial ni Eurocopa. Es un tiempo en el que el rumor toma categoría de noticia aun a sabiendas de que resulta irrealizable y este año toca eso, tan parecido a una suerte de periodismo ficción, qué le vamos a hacer.

Y en esas estábamos cuando en la tarde del domingo volvimos a disfrutar del fútbol auténtico. Primero por la tarde con esos duelos que dilucidan si subes a Primera o te quedas en el infierno; ya de noche, la constatación de que el VAR es una especie de antídoto de mentira por su manipulación, que donde entra la mano del hombre, mal me lo fiáis. Pero dos oasis con fútbol en estado de puro, sin nada que ver con el futuro de Pogba o si ya le dieron a Hazard el Balón de Oro.

Un campo abarrotado y el eslogan gafe del “sí se puede” revoloteando por el calor del campo del Albacete. El éxito a sólo un gol con una hora por delante convertido en cucaña agónica, pero fútbol en estado puro, con el personal metiendo la pierna mientras el crono trota para unos y galopa vertiginosamente para el que anda marineando por el palo embadurnado de sebo. Al cabo, nuevo fracaso del “sí se puede”, uno más y a ver si aprendemos a ponerlo a buen recaudo.

Ya de noche, pleito entre veinteañeros italianos y españoles. Mucho se ha escrito y nos contaron nuestros mayores cómo España sufrió en 1934 el sectarismo mussoliniano para caer ante la squadra azzurra con prevaricación arbitral. Entonces no había VAR y todo se achacaba al error humano. Ahora sí hay VAR, bueno pues aun cuando el artilugio funcionaba, a España la desalojaron a patadas del campo. Fútbol en estado puro, sí, pero con mucho por mejorar.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios