Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Objetivamente parte de favorito el Sevilla

Aunque el Dortmund es un aristócrata europeo, la actualidad dice que no supera a los blancos

Amanecía el 15 de diciembre de hace once años y el Borussia Dortmund rendía visita a Nervión. Tenían los alemanes la necesidad de ganar para sobrevivir en lo que entonces era Copa de la UEFA, pero no lo consiguieron. Sólo alcanzaron un empate a dos y el Sevilla logró la supervivencia en compañía del primero del grupo, el entonces emergente PSG. Y esta noche, los de la cuenca del Rühr reaparecen en el coliseo de Dato.

El Dortmund pertenece a la aristrocracia continental por lo que significa ser uno de los que militan en el restringido club de campeones de la Champions. Quiere decirse con esto que aunque no se hallen atravesando el mejor momento de su historia, el mero hecho de llegar con la vitola de primero de grupo en la liguilla clasificatoria habla bien a las claras de su importancia. Por ende, partido de lujo, ya que quien espera es el espectacular Sevilla de Julen Lopetegui.

El Sevilla que atesora rachas impresionantes se augura como favorito en esta confrontación. No sé cuántos partidos consecutivos ganando, ni se recuerda cuántos sin encajar un solo gol, el Sevilla llega a la cita en la cima de esa formidable era que inició con gol de Antonio Puerta cierto jueves de Feria. Dortmund no puede decir lo mismo y ello se desprende de la sexta plaza que hoy ocupa en la Bundesliga, que ya se sabe que agua que pasó ya no puede mover molino alguno.

Ni siquiera la presencia de ese prodigioso delantero que tanto intimida y que atiende por Erling Haaland se basta para difuminar el rol del Sevilla en esta cita de Champions. Un equipo que viene de donde viene, con victoria sobre el Barça incluida, debe partir como indiscutible favorito en esta encrucijada de octavos de final de la primera competición europea. Duelo en las altas cumbres de Nervión con un aristócrata continental que, sin embargo, no es mejor que el Sevilla.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios