Visto y Oído

francisco / andrés / gallardo

Orange

HABÍAMOS tenido mujeres desesperadas, ricas y maltratatas, lesbianas y bisexuales, enfermeras, enfermas de cáncer y supervivientes, cultivadoras de cannabis, abogadas y policías de todas las hechuras. Mujeres que dejaron de hacer los roles clásicos, limitados y folclóricos, y que ahora, por encima de todo, hacen de mujeres con un perfil psicológico siempre más complejo que los varones (en verdad es un machismo encubierto ) y que parecen endosarse un miembro viril que terminan quitándoselo cuando entornan la puerta.

Ahora también llegan las mujeres presidiarias. Y aunque lo vistan de comedia, la risa se contrae entre tanto espanto y feísmo. Y aunque tengan componentes de drama parece que, por ahora, no estamos ante un culebrón. Canal + Series se ha estrenado con The orange is the new black, un nombre largo que alude, efectivamente, al naranja de la vestimenta reclusa yanqui. El piloto presenta este microuniverso de Encarceladas, un paisaje crudo, inquietante, reprimido, con un trasfondo de náusea. Las imágenes generan sensaciones, huelen y exudan. La historia, inspirada en hechos reales se centra en una treintañera de pasado homosexual que, prometida con su actual novio, se convierte en una princesita caída del caballo. El papel de esta frágil amapola lo encarna Taylor Schilling, que participó en la olvidada serie de enfermeras Mercy.

Hay material de primeras para ir surtiendo este bufet coral, femenino y masculino, de la cárcel de The Orange..., que busca el retrato al aguafuerte y no la épica de Prison break. Es un bodegón humano acre, lleno de dobleces que se irán destapando a discreción.

Como con el House of Cards del algo chirriante Spacey, esta producción estrenada en EEUU el pasado verano es de una plataforma de contenidos por internet, Netflix. En una temporada estadounidense plagada de estrenos previsibles y rutinarios The orange… tiene carácter de impacto.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios