Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Orden y blindaje, de obligado cumplimiento

Llega el Madrid y hace más de siete años que el Betis no le gana en el Benito Villamarín

Hace demasiado tiempo que el Betis no derrota al Madrid ejerciendo de anfitrión. Ocurrió en octubre de 2012, el gol del triunfo bético lo hizo Beñat y resulta que Beñat ya casi ni juega en el Athletic. El portero que encajó ese gol en la portería Sur del Villamarín era Íker Casillas y juega aún menos que Beñat, pues su presente pasa por el dolor de cabeza que le está ocasionando a un Luis Rubiales que anda enredando para sobrevivir.

Son siete años largos los que el Betis lleva sin doblegar al Realísimo en Heliópolis, aunque en su descargo figure que sus últimas comparecencias, hasta tres, en el Bernabéu se saldaron con dos victorias y unas tablas. Pero lo cierto es que lo de hoy es con el Betis de local y ante un Real Madrid que viene a recuperar la cabeza de la clasificación. Quiere decirse que el equipo que viene anda sobrado de autoestima tras su catástrofe en Copa y Champions.

Y la pregunta que inquieta al bético en este tiempo avant match es la de si tiene el equipo de Rubi alguna posibilidad de vencer. Pues claro que alguna habrá a mano, pero en la seguridad de que tendría que aparecer un Betis sin nada que ver con el que empató con el Mallorca y el Leganés. Sí habría de comportarse como la tarde de la Real o durante una hora en Valencia como datos más recientes. No gozaría de una sola posibilidad con la defensa llena de agujeros y dilapidando ocasiones arriba.

Es un gran partido de los de toda la vida, pero parte este Betis de Rubi con la inquietante visión que da asomarse al precipicio como anda asomándose. Si eso le corta las alas, malo; será presa de un equipo que sabe que sólo depende de él mismo para conseguir lo que persigue, ganar la Liga. Juego tiene el equipo verde, blanco y verde para hacerse con el botín, pero reconociendo que sólo con juego no basta para ganar y que el orden y el blindaje es de obligado cumplimiento.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios