editorial

El PP andaluz abre la era Zoido

EL Partido Popular de Andalucía se dispone a cerrar la etapa de Arenas y abrir la de Zoido. La dimisión repentina de Javier Arenas como presidente y líder indiscutido de la organización, a la que ha llevado tras veinte años de control a ganar tres elecciones consecutivas pero sin cumplir el objetivo principal (el Gobierno de la Junta), ha puesto el partido en manos de Juan Ignacio Zoido, alcalde de Sevilla y ex secretario general, un dirigente muy distinto de su antecesor en talante y personalidad, pero apoyado por él mismo y avalado expresamente por Mariano Rajoy, que ayer presidió una junta directiva nacional en la capital andaluza en apoyo del nuevo hombre fuerte del centroderecha. Zoido no lo tiene fácil. No lo es heredar una formación política aún traumatizada por la victoria inútil del 25-M y sustituir un liderazgo carismático como el de Arenas. Bien es cierto que los presidentes provinciales han sido movilizados y han manifestado su apoyo incondicional al alcalde sevillano, pero necesitará formar un equipo dirigente en el que se combine la capacidad de sus colaboradores con el equilibrio territorial que los grandes partidos andaluces se han impuesto en sus organigramas. La necesidad es aún más perentoria por el hecho de que Zoido ya ha decidido prácticamente que su número dos, como secretario general, sea otro alcalde también sevillano, José Luis Sanz, regidor de Tomares. También se enfrenta Juan Ignacio Zoido al doble reto de liderar la oposición al Gobierno andaluz sin tener escaño en el Parlamento autonómico -deberá abandonarlo en aplicación de la ley electoral, una vez concluya el plazo del recurso ante el Constitucional- y presidir la organización a todos los efectos sin haberse despejado la incógnita sobre quién será el candidato a la Junta, si él mismo o alguno de los líderes que gozarán de mayor visibilidad y protagonismo a partir del congreso de la semana próxima en Granada. Por otra parte está su compromiso prioritario con los sevillanos que le eligieron alcalde. Necesitará tino, trabajo y suerte para alcanzar el éxito en esta etapa.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios