La esquina

josé / aguilar

Contra el PP viven mejor

ESTÁ el PSOE andaluz bombardeando con todos sus efectivos al PP y apelando a su responsabilidad para que, abstención mediante, permita la investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta, y va el PSOE nacional y hace pública su política de alianzas para después de las elecciones del 24-M: todos contra el PP. Estupendo.

No ha podido ser más inoportuno el posicionamiento de la dirección federal socialista ante el previsible panorama de falta de mayorías absolutas en los ayuntamientos y comunidades autónomas. Se declara abierta a pactar con quien sea para conformar gobiernos estables en ciudades, pueblos y autonomías en detrimento de los populares. Bueno, con quien sea no. Tampoco acepta aliarse con Bildu. Con lo cual, mete en el mismo saco de apestados que merecen ser aislados por un cordón sanitario-político a un partido -o partida- emparentado con el terrorismo etarra y que persigue separar Euskadi de España y al partido democrático que ha gobernado España durante doce años.

Todo le vale a Pedro Sánchez, pues, con tal de aislar al Partido Popular y arrebatarle una considerable porción del enorme poder que acumula desde las autonómicas y locales de 2011. No le importa arruinarle a Susana la remota posibilidad de ser investida gracias a la abstención de los 33 diputados que comanda Juanma Moreno, que la liberaría de convertirse en rehén de Podemos y Ciudadanos. Tampoco le importan las consecuencias prácticas de su apuesta en el tablero político nacional. Simplemente, no habla de ellas.

Veamos. Sánchez y compañía ya están calculando y celebrando cuántos ayuntamientos y autonomías va a controlar el PSOE con los votos que prestarán a sus candidatos los concejales y parlamentarios de Podemos, Ciudadanos, nacionalistas varios y otros ocasionales integrantes del Frente anti-PP. Pero no dicen ni mu de las contrapartidas que tendrán que ofrecerles a esos mismos partidos allí donde saquen más votos que los socialistas. ¿O acaso piensan que todos estos les darán las Alcaldías por su cara bonita, sin exigirles lo mismo en los sitios en los que el PSOE sea más minoritario? Esto será un intercambio, amiguitos, no una entrega unilateral.

Una hipótesis: si Teófila pierde la mayoría absoluta en Cádiz y el compañero de Teresa Rodríguez queda por encima del PSOE, el PSOE entregará el Ayuntamiento de Cádiz a Podemos. Eso es lo que ha decidido Sánchez.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios