Azul Klein

Charo Ramos

chramos@grupojoly.com

Parejas de hecho

Silvia Oñate pide en Bruselas la igualdad de trato con las parejas casadas en el acceso a la pensión de viudedad

Este 2019 en que se cumplen 30 años de la caída del Muro de Berlín también se festejan tres décadas de la apertura de la Facultad de Comunicación de Sevilla. De entre los alumnos de aquella primera promoción, a la que pertenezco, han surgido algunos de los realizadores, escritores, productores y críticos más interesantes de Andalucía, y siempre nos enorgullece, por ejemplo, poder decir que estudiamos con Alberto Rodríguez y que desde sus primeros cortos anticipamos el talento cinematográfico que tenían él y Paco R. Baños. Pero en las últimas semanas quizá sea nuestra compañera de curso Silvia Oñate quien mejor encarna aquel espíritu de camaradería, ilusión y ganas de cambiar las cosas que caracterizó los años compartidos en la antigua casa del pintor Gonzalo Bilbao. Ayer, esta viuda sevillana de 48 años compareció ante la comisión de peticiones del Parlamento Europeo para reclamar que España garantice la igualdad de trato entre las parejas de hecho y las casadas en el acceso a la pensión de viudedad. Cuando fallece uno de los miembros de una pareja de hecho, si el que sobrevive ha ganado en el último año aunque sea un céntimo más, no tiene derecho a pensión de viudedad, una situación que no se produce en el caso de los matrimonios, donde la pensión se concede automáticamente en España sin revisar los ingresos. Oñate exigió la derogación con carácter retroactivo del artículo 221 de la Ley General de Seguridad Social "porque genera huérfanos de segunda categoría" y "discrimina" a las 1.800 familias españolas afectadas "por una situación contraria a varios artículos de la Constitución, sobre todo el 39, que defiende la protección de los menores con independencia del estado civil de sus padres".

Tras un año luchando, la voz de esta exdirectora del Instituto de la Mujer ha llegado al corazón de Europa respaldada por numerosos y muy diversos colectivos, como la unión de actores y actrices de España, varios ayuntamientos, sindicatos y hasta la federación de municipios y provincias. Pero sobre todo lo ha hecho con el apoyo de la asociación Vida, que ella preside y fundó cuando aún estaba en lo más duro del duelo tras perder a quien fue su pareja durante 23 años, el médico Jesús Herraiz, deceso del que ahora se cumple el segundo aniversario. Su petición, que ha viajado desde Sevilla a Bruselas, no debería faltar en la agenda política del nuevo gobierno. Como tantas veces ha recordado Oñate, "luchar contra la injusticia aunque te expliques mal y nadie te entienda al principio, aunque te sientas solo o desolado, es la herencia más noble que dejar a los hijos". También cabría decir que ese esfuerzo y combate está sirviendo a sus compañeros de promoción para debatir y repensar algunos de aquellos ideales que los llevaron a estrenar las aulas de Periodismo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios