Visto y Oído

Antonio / Sempere

Pata negra

NO me he perdido ninguna de las 125 entregas de Audiencia abierta. Y no es que sea especialmente monárquico. Pero me interesa lo que allí se cuenta y cómo se cuenta. Por un lado, los actores de la Historia, que en este caso cabría escribir en mayúscula, porque encarnan la Jefatura del Estado. Por otro, los 'pata negra' del periodismo que, procedentes de Informe semanal, realizan con primor cada una de las piezas. Ver y escuchar a Cándida Godoy, Marisa Areopagita, Ana Medina, y al propio director del programa, Miguel Ángel Sacaluga, relantando con pulcritud páginas de nuestra historia reciente, es algo que, como mínimo, provoca serenidad.

Coincidiendo con el aniversario de la abdicación de Juan Carlos I, las televisiones han llenado sus parrillas de tertulias que analizan el futuro de la institución. Una de las invitadas que está siendo omnipresente es Carmen Enríquez, que se ocupó de la información de Casa Real en TVE desde 1990 hasta su jubilación en el ente público, y que acaba de publicar un libro glosando la figura de Felipe VI. Me gusta el estilo de Enríquez. Elegante. Sensata. Con clase a la hora de defender sus postulados.

Me gustaría entrar en un túnel del tiempo y ver si dentro de 25 años Luis Lianes o Alejandro Riego (quienes realizan su labor homónima en la televisión pública actual) andan también en tertulias televisivas recordando cómo fueron estos años presentes. Quién sabe qué ocurrirá con la Corona para entonces. Lo explicaba muy bien la periodista Ana Romero en el debate organizado por Canal Sur en la noche temática de este martes. "Lo que vamos a vivir en los años próximos es fascinante, y tenemos el privilegio de contarlo".

La siempre inquieta Carmen Enríquez pasó de La noche en 24 a Esta es la cuestión sin parpadear. Y como nosotros, se lo pasó muy bien.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios