Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Con Pellegrini, un baño de coherencia

El chileno espera que el despegue del equipo se asemeje al logrado por la institución

Llegó Manuel Pellegrini al puente de mando del Betis y con él se percibe la compañía de una buena dosis de coherencia. Curtido en decenios oliendo el linimento de los vestuarios, la presencia del chileno en este Betis de la hora mueve al optimismo. Su personalidad es evidentemente ilusionante, su trayectoria es el mejor aval y por ahí puede el Betis reencontrarse con aquella normalidad de hace tanto, que ni se recuerda cuándo desapareció.

Decía Cantatore que en fútbol quien promete es mentiroso y Pellegrini no prometió algo que no tenga que ver con el trabajo. De ahí podemos seguir parafraseando y nos topamos con febrero de 1994, un 28 de febrero que fue cuando Lorenzo Serra apareció en el universo Betis. Aquel día, el balear fue muy explícito al dejar su ideario de intenciones, de muy buenas intenciones. Dijo que estaba obsesionado con la misión de que el equipo igualase la importancia social del club.

Y a fe que lo logró para erigirse en el icono mayor del beticismo, algo que aún tiene vigencia. Ayer, en su presentación, Pellegrini dijo algo parecido acentuando el despegue institucional que el Betis ha logrado con sus actuales dirigentes. Pasó de puntillas por preguntas que tenían el acento en el nombre propio y así continuó a través de un recital de coherencia y palabras perfectamente hilvanadas para un discurso sin promesas y con la jerarquía de quien sabe qué hace.

En ese acto pasó algo que me hizo reafirmarme en la idea de que difícilmente van a poder manipularle declaraciones como se las desvirtuaron a Setién. Complicado es que a quien sabe cómo decir lo que dice le vuelvan la oración por pasiva y le echen en encima al respetable. El Betis debe haber dado con la cabeza deportiva que lo dirija para que ese despegue institucional que destaca Pellegrini, y un servidor, vaya parejo con lo que se haga con el balón rodando.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios