EL candidato del PSOE a la Alcaldía de Sevilla, Juan Espadas, reconoció esta semana que tuvo que telefonear al arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, para pedirle personalmente perdón por las afirmaciones de la concejal Adela Castaño en un Pleno, cuando a cuenta de una moción sobre el anteproyecto de Ley del Aborto de Gallardón soltó un exabrupto: "¡Los obispos quieren meter sus rosarios en nuestos ovarios!". Espadas vio conveniente hablar directamente con el jefe de la Iglesia local. Y reveló que encontró comprensión en todo momento.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios