Visto y oído

Francisco / Andrés / Gallardo

Piquer

EL nombre del programa es Imprescincibles, pero no hay nada tan prescindible en la mayoría de los mandos que el botón número 2, normalmente el que se dedica a la ya invisible Segunda Cadena de TVE de toda la vida. Si entre las impaciencias y los hastíos dan la oportunidad de que se abra durante unos minutos lo que estén contando en La 2 pueden llevarse normalmente una sorpresa. Es cierto. La mayoría podemos utilizar el cacharro plano para buscar entretenimiento, hipnosis y reposo nocturno para las meninges, pero la cadena que destapó la franja del UHF surte de regalos cada día en su programación. Hay que pescarlos al momento. Duran bastante menos que Sálvame, pero siempre quedará la oportunidad de verlos en la web de RTVE.

Una de estas recomendaciones es el último Imprescindibles, dedicado a la figura de Concha Piquer y que incluye imágenes de su pionera filmación sonora de 1923, todo un hallazgo para la historia cinematográfica. Este documental biográfico relata una apasionante vida ya contada de forma sensacionalista en otros programas. Concha Piquer sería indigna de un Hormigas blancas, pero caerá un año de estos. La artista valenciana, mujer precursora, tan valiente como exigente, es emblema de la interpretación y de la copla en particular. Con las reflexiones de especialistas o de figuras como Aute, Martirio o Miguel Poveda, este Imprescindibles se hizo más grande y subrayó el papel en la historia del espectáculo español que tuvo, y aún tiene, doña Concha, icono popular de la inquietud cosmopolita con ese hiperbólico baúl. Sólo en Canal Sur tendría también cabida en prime time un programa que ensalce la copla. La Nuestra más bien viene fatigar el género, lo manosea por reiteración rutinaria, colocándolo en homenajes sin chispa y en especiales vulgares. La copla necesita ya un paso adelante además del concurso de los sábados.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios