EL Íbex 35 salvó los muebles por la mínima a última hora en una jornada sin referencias macro y envuelta por los rumores sobre un posible cambio de ministros que afectaría, entre otros, al titular de Economía durante los cinco últimos años, Pedro Solbes. Los inversores ya esperan las fiestas de Semana Santa. El selectivo español inició el día con ganancias pero fue perdiendo terreno según transcurrían las horas. La apertura de Wall Street en negativo le llevó al rojo. Sin embargo, en los últimos instantes logró remontar el vuelo y cerró plano: avanzó un insignificante 0,01% y se mantiene en los 8.321,10 puntos. El resto de bolsas europeas se decantaron por las pérdidas. El Cac parisino cedió un 0,98%, el FT100 un 0,90% y el Dax alemán un 0,80%. Entretanto, el Euríbor recuperó la senda bajista y se situó en el 1,802%.

El selectivo español se tiñó a partes iguales de verde y rojo, con cuatro de los grandes planos. Abengoa lideró las ganancias con una subida del 5,80% después de recibir la adjudicación de un contrato con los submarinos de la Armada Española. Le siguieron Tele 5 (+5,02%) y Banesto (+4,16%).

Telefónica, Iberdrola, BBVA y Repsol cerraron sin variación y Santander restó un 0,68%. El farolillo rojo correspondió a Gamesa, que retrocedió un 4,58% después de que Credit Suisse recortarse su precio objetivo hasta los 12,1 euros. También en pérdidas aunque más moderadas acabaron Iberia (-1,80%), e Inditex (-1,71%) en una jornada en la que anunció la adquisición del 100% de Zara Polonia después de comprarle el 20% que le faltaba.

En el mercado del petróleo, el barril de Brent se rebajó hasta los 52 dólares.

Mientras, en el mercado de divisas de Fráncfort, el euro cedió terreno frente al billete verde y se situó en los 1,33 dólares.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios