Visto y Oído

francisco / andrés / gallardo

Presidios

CUANDO usted se va a renovar el DNI o el pasaporte suele acudir a las oficinas de la comisaría con cierto aire incómodo aunque los funcionarios son de lo más amable. No es un lugar al que se acuda de buena gana. Y en las paredes lucen esos carteles que recomiendan dejarse de tonterías en las exóticas fronteras y no idealizar el riesgo de traficar con drogas. Una de esas advertencias gráficas recoge una maleta fosilizada con artilugios de los años 80, recreación de las largas condenas que se suelen sufrir en esos rincones del globo; y en otra aparece, al filo de la caricatura, el dibujo de un muchacho rodeado de reclusos amenazantes nada recomendables para trabar amistad.

Esos carteles se quedaban allá, en la memoria de una fugaz mañana, pero ahora en La Sexta le hemos puesto cara real. Muy real. Puede parecer sensacionalista meter la cabeza en las cárceles de Bolivia, Perú o Brasil, que de vez cuando abren la página de internacional con un montón de muertos en sus motines, pero bien visto Encarcelados es toda una disuasión sobre el camelleo, donde pueden pagar el pato simples desdichados en busca de unos miles de euros. De la cantera de Callejeros surgen las visitas a estos españoles por el mundo presidiario, con Jalis de la Serna y Alejandra Andrade, que se la juegan franqueando los pasillos y, nos tememos, se las hacen jugar a más de uno por las declaraciones que revelan. Y un trabajo que sólo se puede hacer con tesón y soborno. No dejan nada bien a los países protagonistas.

Encarcelados, que sigue el formato de otras cadenas foráneas, más que en el apartado de reportajes habría que encuadrarlo directamente en el género de terror. Sería una serie amarilla de puro Cuatro, pero en La Sexta encaja como un guante en su parrilla por ese carácter de denuncia implícita que llevan estas excursiones por unos recintos que tienen más parecido a un campo de concentración que a un centro de rehabilitación.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios