Editorial

Primer año de Susana Díaz

AL cumplirse el primer aniversario de la toma de posesión de Susana Díaz como presidenta de la Junta de Andalucía el balance de su gestión aparece marcado por los claroscuros. La presidenta, que llegó al cargo inesperadamente, tras la dimisión de José Antonio Griñán y sin pasar por las urnas, ha sido capaz de garantizar la estabilidad de su Gobierno y mantener el pacto con Izquierda Unida, a pesar de las dificultades en la elaboración de un presupuesto necesariamente restrictivo y de las diferencias ideológicas y políticas entre los socios de la coalición. Quizás el rasgo más distintivo de lo que va de mandato ha sido la ruptura con los escándalos de corrupción que ensombrecieron la labor de sus predecesores, la revisión de los expedientes de financiación a empresas en crisis, agentes sociales y centros de formación en los que se detectaron irregularidades que investiga también la Justicia y la imposición de mecanismos de control más severos para evitar en el futuro la reiteración del fraude. Lo más negativo, en cambio, ha sido la incapacidad del Gobierno autonómico para dar la vuelta a la gravísima crisis económica que padece Andalucía, con niveles de paro insoportables que apenas han cambiado a pesar de la incipiente reactivación económica, paralela a la nacional. Por otro lado, al formar un equipo configurado en torno a su personalidad, Díaz no puede presumir de estar al frente de un Gobierno brillante y con iniciativas propias. Es un Gobierno grisáceo y de circunstancias. También se cierne sobre el balance de este primer año de mandato la incertidumbre sobre las intenciones y el futuro de la presidenta, convertida a la fuerza y por vocación propia en referente principal del PSOE a nivel nacional, sin que pueda conocerse si apuesta por la dedicación en cuerpo y alma a la dirección de Andalucía, como la importancia de esta comunidad autónoma exige, o sus ambiciones y movimientos miran más allá de Despeñaperros.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios