Z OIDO despidió el curso político prometiendo una bajada de impuestos en el Pleno del pasado mes de julio. No precisó cómo, tan sólo cuándo: para 2014. El problema con el que se topa es el Plan de Ajuste, que obliga a actualizar los tributos. Si quiere cumplir su promesa tendrá que modificar el Plan. Y eso es un proceso que requiere del visto bueno del Ministerio y del propio Pleno. Y luego los parkings. También se ha comprometido a ejecutar los proyectos si no logra que haya empresas interesadas, pero el dinero aún no está previsto. A Asunción Fley no paran de darle problemas...

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios