La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

Promesas llenan urnas

"Promesas no llenan la mesa" dice el refrán. Pero, al parecer, sí llenan las urnas

Espadas licitará dos parkings antes de las elecciones municipales de mayo. Espadas plantará 5.000 árboles antes de las elecciones municipales de mayo. Espadas, con el apoyo de la Junta de Susana y el Gobierno de Sánchez, unirá "sin fisuras" las instituciones y el tejido empresarial sevillano ante la cita del World Travel & Tourismo Council, que se celebrará un mes antes de las elecciones municipales de mayo. Espadas llevará el tranvía hasta Santa Justa y sacará adelante la SE-40 gracias, según sus propias palabras, a esta coincidencia: "Las tres administraciones están en manos del mismo partido, lo que debe propiciar sacar adelante los principales proyectos de infraestructuras de la ciudad". Por lo que conviene votar PSOE el 2 de diciembre y el 26 de mayo para no romper tan estupendo y benéfico trío.

Adaptando a la política municipal la frase de Sheridan erróneamente atribuida a Custer hay que decir: el único parking bueno es el parking hecho, el único árbol bueno es el árbol plantado, el único tranvía bueno es el que llegue a Santa Justa, la única SE-40 buena es la hecha con sus túneles y todo...

Pero habrá elecciones autonómicas dentro de diez días y municipales dentro de seis meses. Toca prometer. Y en estos tiempos de confusión entre ficción y realidad se publican las promesas de los políticos como si fueran realidades y muchos ciudadanos pican, borrándose así el mucho trecho que va del dicho al hecho.

No importa si después "de lo dicho no hay ". Otra novedad de nuestra vida pública es que la omnipresencia en las redes de los testimonios que evidencian las mentiras, contradicciones y promesas incumplidas de los políticos, lejos de avergonzarles, les han inmunizado haciendo aún más fuerte la dureza de sus caras. Puestos frente a la evidencia de lo que dijeron, se quedan impávidos. El culmen lo alcanzó recientemente Carmen Calvo con su ya legendaria distinción entre el secretario Pedro Sánchez y el presidente Pedro Sánchez ("el presidente del Gobierno nunca ha dicho que ha visto un delito de rebelión en Cataluña"), como si la moción de censura que le hizo presidente fuera el año I de la era cristiana o de la Revolución Francesa.

"Promesas no llenan la mesa", dice el refrán. Pero, al parecer, sí llenan las urnas, alimentadas por lo que se afirma en los meses previos a las elecciones. Son las migajas que caen de las mesas de las promesas. Pero en fin, menos da una piedra.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios