la tribuna económica

Gumersindo Ruiz

Propuestas políticas y realidades económicas

LLAMA la atención ver, por una parte, los esfuerzos de los partidos en la campaña electoral proponiendo medidas para recuperar la economía, y por otra las predicciones que, indiferentes a cualquier política, nos dicen que al menos este año y el próximo la economía crecerá poco y el paro seguirá aumentando. Aunque todos han hecho un esfuerzo considerable en concretar medidas fiscales, laborales, financieras, y otras muy diversas, son ideas que se apoyan en supuestos no comprobados, en experiencias pasadas que poco tienen que ver con la realidad actual, y de las que se ignoran sus consecuencias y efectos.

Economía de la pobreza es sorprendentemente el libro que ha sido elegido por el Financial Times y el banco de inversiones Goldman Sachs, como libro del año de economía y negocios. Esther Duflo, su autora, es una economista excepcional, de la que hemos hablado alguna vez, que trabaja con encuestas y de manera muy detallada comprobando si las medidas de política que se proponen son o no eficaces y por qué. No es nada polémica, porque no utiliza sus datos para atacar ideas y propuestas, pero sí muy sugerente al enfrentarnos a la verdad del funcionamiento de la economía y el comportamiento humano. En este caso, aunque el libro describe los efectos reales de las medidas contra la pobreza y cómo reaccionan ante ellas las personas y colectivos a quienes van dirigidas, su interés para la economía de Andalucía es total, porque presenta una forma diferente de valorar las políticas con las que pretendemos cambiar nuestra situación.

Un ejemplo es el mercado de trabajo y las medidas que se proponen para reducir el desempleo. No sabemos si esas medidas incentivan el empleo o facilitan primero el despido; por otra parte, a los empresarios lo que más les interesa es una rebaja sustancial en las cotizaciones a la seguridad social, porque abarata de inmediato la contratación, sin embargo, con la delicada situación de las finanzas públicas esto podría generar especulación contra la deuda española. Tenemos que confesar nuestra ignorancia sobre cuestiones de total importancia como es el comportamiento de los parados, la disponibilidad para formarse, los límites mínimos de aceptación de salarios y condiciones laborales, la nueva actitud de las empresas y su capacidad de negociación ante una oferta ilimitada de mano de obra. Este mismo análisis lo podríamos hacer con otras cuestiones sobre las que se opina muy a la ligera, como la valoración de los inmuebles y el suelo en los balances de las entidades financieras, y la forma en que esto afectará a la disponibilidad de crédito. O los efectos de una drástica austeridad debilitando la economía y con ello dificultando el pago de la deuda.

Sobre Esther Duflo se ha dicho que es alérgica a las generalizaciones, rigurosa en el análisis y humilde en las propuestas, buscando saber qué funciona, qué no, por qué, en qué contexto y bajo qué condiciones, en qué plazos, y qué consecuencias no deseables tiene. Sólo aceptando esta complejidad en la visión política, se lograrán pequeñas pero significativas victorias en los grandes temas públicos y los comportamientos privados.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios