Si Patricia del Pozo abandona el Gobierno andaluz para ser presidenta del Parlamento, algo que está en la rumorología de estos días poselectorales, Juanma Moreno tendrá que renovar la cuota sevillana en el Ejecutivo. Suenan con fuerza algunos nombres, como la diputada nacional Sol Cruz Guzmán, arquitecta de profesión, o Ricardo Sánchez, que ha hecho una importante labor al frente de la Delegación de la Junta en Sevilla. Otro nombre que no se descarta es el de Rogelio Velasco, consejero independiente por Ciudadanos en la anterior legislatura, y con un gran prestigio en círculos económicos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios