DE cuatro patas. Cada vez es más habitual la contemplación de ratas en los arriates de la Plaza de la Alfalfa y sus inmediaciones. Este problema se sufre desde hace ya varios años, cuando el gobierno de Monteseirín recibió quejas al respecto. Y sigue sin solución. No se olvide que en esta plaza hay una masiva presencia de niños por las tardes y que dispone de parque infantil. Con cierta sorna se habla ya del avistamiento de ratas. Ayer, sin ir más lejos, una se introdujo en un comercio... Y, efectivamente, era de cuatro patas.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios