editorial

Reafirmación socialista

CON las elecciones a Cortes Generales formalmente ya convocadas, el PSOE ha celebrado este fin de semana en Madrid su Conferencia Política, un cónclave pensado para lanzar la campaña de su nuevo candidato, Alfredo Pérez Rubalcaba. Desde su inicio el viernes hasta ayer domingo, al clausurarse con el discurso del ex vicepresidente, los asistentes participaron de un ejercicio colectivo de reafirmación. El cierre de filas entre Felipe González -muy crítico en los últimos meses-, José Luis Rodríguez Zapatero y el propio Rubalcaba tuvo como principal objeto lanzar el mensaje interno de que las elecciones no están perdidas de antemano, ante el estado anímico de derrota asumida en el que se encuentra el partido, especialmente tras el varapalo en las urnas de mayo. También ayer el candidato lo enfatizó al cerrar la cita, al afirmar que a ganas de ganar las elecciones nadie va a vencerle. Insuflar optimismo al socialismo español ha sido en definitiva la principal misión de esta reunión. El otro gran asunto era programático, que es para lo que se convocó la Conferencia tras la negativa a que hubiese un Congreso Extraordinario que aupase a Rubalcaba a la Secretaría General. Aunque lejos de la refundación ideológica que han reclamado algunas voces críticas con el giro político del Gobierno desde mayo de 2010, forzado para evitar un rescate económico, la Conferencia sí ha permitido avanzar algunas de las promesas electorales con las que Rubalcaba quiere movilizar a su electorado natural, muy desmovilizado y alejado del PSOE, según muestran los sondeos, que vaticinan unos 15 puntos de distancia con el PP. Así, el PSOE de Rubalcaba promete subir la fiscalidad del tabaco y el alcohol para evitar recortes sociales, reformar la ley electoral para elegir a quién se vota dentro de una misma lista o un pacto por el empleo. Son guiños también al electorado perdido pero que entran en contradicción con la política que sigue el Gobierno, que no ha hecho nada de eso, y que al mismo tiempo es el gran inconveniente que lastra a Rubalcaba.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios