EL Íbex 35 cerró ayer un repunte del 0,3%, lo que permitió al selectivo aguantar en los 9.700 enteros (9.754,3) que puso en riesgo a lo largo de toda la sesión. En el mercado de deuda, la prima de riesgo se colocó en 210 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 3,684%.

Sacyr y la banca consiguieron tirar del selectivo hasta el punto de hacerle terminar la jornada en positivo pese a un inicio de sesión que le llevó prácticamente a perder los 9.700 puntos. El Íbex rompió, así, una racha de dos sesiones consecutivas a la baja que le empujaron a cotizar en mínimos anuales.

La constructora presidida por Manuel Manrique repuntó un 6,19%, con la acción en 3,877 euros, después de que el embajador de Panamá asegurara que lo más lógico es que la compañía construya el Canal, cuyas obras abandonó a principios de año.

Le siguió Bankia que, tras presentar un beneficio de 818 millones de euros, ganó un 3,18% en Bolsa. Bankinter (+2,44%), Caixabank (+2,19%) y Mapfre (+1,52%) también participaron de ese optimismo.

En el otro lado de la balanza se encontraron Acciona, que cedió un 4,29%, Enagas (-1,76%), Grifols (-1,26%), Mediaset (-0,8%) y Abertis (-0,58%).

El signo negativo predominó entre los grandes valores. Salvo BBVA (+1,13%) y Santander (+0,76%), el resto de los blue chips cerraron teñidos de rojo: Iberdrola cayó un 0,53%, Telefónica un 0,49%, Inditex un 0,28% y Repsol un 0,25%.

En este contexto, el Íbex se consolidó como la mejor plaza europea en comparación con sus homólogas del Viejo Continente, pese a que no ayudó en su inicio de sesión conocer que el número de parados en España aumentó en enero en 113.097 personas. París avanzó un 0,27%, Londres cedió un 0,19% y Fráncfort un 0,55%. En el mercado de divisas, el euro se intercambió a 1,3504 dólares.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios