Visto y oído

Francisco / Andrés / Gallardo

Recorte corte

PILAR Rubio es una chica voluntariosa, que de ser azafata florerillo en programas con Jaime Bores (no se podía empezar desde más abajo en la televisión comercial) ha pasado a ser una cara en rampa de lanzamiento. Qué cosas. La reportera de Sé lo que hicisteis que triunfó como torera diplomática en sus dos entrevistas con Paolo Vasile, vivió este año y medio muy intensamente. El programa en La Sexta lo compaginó con un concurso de Canal Sur 2, con aires robóticos, de la productora de Paco Lobatón. Esta firma, Redacción 7, fue la que siguió contando con ella para que cabalgara por el mapa en Viajeros por Andalucía, un cuarto de hora antes de dar el pelotazo en la cadena de Berlusconi.

Pilar Rubio dejó un legado decente, simpático aunque algo romo, en los reportajes que ahora se emiten los lunes con Cremades-ahí-está-el-tío de relevo. Viajeros por Andalucía es limpio, escorado hacia lo soso, pero es un noble empeño.

Este lunes, mientras Pilar Rubio canturreaba con su micrófono por páramos almeriense, el programa se cortó para dar paso a una imagen en blanco, con el logo de la cadena, anunciando que los trabajadores de La Nuestra estaban en huelga. Lo malo es que hace ya tiempo que muchos espectadores hacen huelga de Canal Sur y eso es aún más peligroso que los tijeretazos.

Cuando te quitan billetes del bolsillo surgen cabreos que los más afortunados pueden incluso plasmar audiovisualmente, como los de la RTVA, que gozan de uno de los mejores convenios de todo el gremio andaluz. Y en estos dos años han tenido también oportunidad de mostrar alguna rendija de queja. Cuando le metieron el primer recorte a las productoras o cuando han ido contemplando la sangría en los demás medios y que también sobrevuela en esa casa. La solidaridad, si es auténtica, tiene que ser tempranera.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios