La capilla del Carmen, construida en 1928 por Aníbal González con cerámicas trianeras de Emilio García, es el punto de adiós del barrio y sus campanas repican cuando las hermandades de Triana se despiden de sus gentes camino de la Catedral.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios