En tránsito

República plurinacional

Sólo ha habido dos repúblicas plurinacionales -con derecho a la secesión- como defiende Podemos: la URSS y Yugoslavia

Hace años que la economía me parece una ciencia mucho más extraña que la teosofía de Madame Blavatsky. Estos días, por ejemplo, se ha sabido que España ha emitido deuda soberana con interés negativo. A primera vista, esta noticia no nos dice nada: ni sabemos muy bien qué diantres es la deuda soberana ni tampoco qué es el interés negativo. Traducido al lenguaje de la calle, eso significa que hay gente -los acreedores- que están pagando dinero por quedarse con los pagarés de una deuda que no vale nada. ¿Por qué lo hacen? ¿Qué esperan conseguir? Que me aspen si lo entiendo. Y por cierto, ¿hay alguien que sepa cómo funciona la economía moderna? De momento, lo único que sabemos es que todos vivimos de prestado -gracias a los avales del Banco Central Europeo-, pero todo el tinglado puede saltar por los aires en cualquier momento. ¿Cuándo? Eso es lo que nadie sabe. O lo que nadie se atreve a decir.

Por eso mismo resulta tan patética la campaña contra la monarquía en la que se han embarcado los ideólogos de Podemos, con vídeo incluido y con constantes amenazas contra la institución monárquica (una institución, por cierto, que juraron acatar cuando aceptaron el cargo por el que cobran su sueldo). Por supuesto que el ex rey Juan Carlos parece haber hecho cosas execrables, pero ni esos supuestos delitos invalidan la democracia del 78 ni vivimos en una cleptocracia tercermundista (como es Venezuela, por ejemplo, donde el salario mínimo sólo sirve para comprar un kilo de arroz). Comprendo que haya gente que sueñe con la república, pero la república no será ninguna solución milagrosa por sí misma: la deuda española seguirá siendo de 1,3 billones de euros (o quizá muchos más) y la Seguridad Social seguirá estando al borde de la bancarrota (si no lo está ya). ¿Cambiarán las cosas si somos una república? Y una república, además, que tendrá que conceder el derecho de autodeterminación a sus territorios y que probablemente se desmembrará en poco tiempo.

En el mundo sólo ha habido dos repúblicas plurinacionales -con derecho a la secesión interna- como las que defiende Podemos: la URSS soviética y la Yugoslavia de Tito. Y las dos se mantuvieron unidas -hasta que explotaron como un castillo de fuegos artificiales- gracias a que existía una cosa que se llamaba el Ejército Rojo. Y eso, amigos, aquí no lo tenemos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios