La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Rito emotivo para despedir al Señor

Vísperas de mucho las que estamos viviendo en el barrio, con un runrún que aumenta en progresión geométrica y que hoy puede ser espectacular. Me refiero a cómo se vive por San Lorenzo el hecho de que mañana vaya a dejar el Señor su morada para estar fuera tres semanas, una barbaridad de tiempo. Hoy será el último viernes en que podamos postrarnos ante el Cisquero hasta que tenga a bien volver de su misión evangelizadora. Desde hace unos días, en cualquier momento se organiza una cola que da la vuelta a la parroquia, es un bulle bulle continuo para ver al Señor, riadas humanas por Cardenal Spínola y Conde de Barajas, San Lorenzo como cuenca receptora de un manantial de fe, de toda la fe que Sevilla es capaz de atesorar. Todo confluye en el Señor y el Señor nos deja mañana, como para no ir a su morada para una despedida que ojalá no se alargue.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios