Doble fondo

Roberto Pareja

Sábado, sabadete...

RECAPITULEMOS. Sábado 1 de octubre: el PSOE entra en erupción. Doce horas del más convulso Comité Federal que se recuerda acaban con la dimisión del líder del partido tras el naufragio de su propuesta de primarias y congreso inminentes por 132 noes contra 107 síes con denuncia de pucherazo incluida al tratar infructuosamente de que se votara en una urna detrás de una cortina.

Sábado 8 de octubre: Pablo Iglesias se desboca aprovechando la implosión del PSOE y propone al Consejo Estatal Ciudadano de Podemos -máximo órgano entre congresos- una vuelta de tuerca a la izquierda para erigirse como "verdadera oposición" al PP, proclamando sin complejos "verdades muy difíciles de gestionar mediáticamente en el corto plazo, pero que al final se han revelado como profecías", como sus vitriólicas menciones a la naranja mecánica o la cal viva.

Sábado 15 de octubre: el bloqueo político está visto para sentencia tras el giro copernicano de Ferraz, pero el caso es que se cumplen 300 días de Gobierno en funciones, una marca planetaria superada solamente por Bélgica (541 días), Moldavia (528) y Camboya (352). Diez meses de interinidad política durante la que se paralizó la producción legislativa mientras Bruselas clavaba las espuelas a España exigiendo unos Presupuestos.

Sábado 22 de octubre: el PSC aviva la hoguera socialista al considerar peor el remedio (la continuidad de Rajoy) que la enfermedad (el bloqueo).

Sábado 29 de octubre: investidura de Rajoy como presidente del Gobierno entre cataratas de insultos en el hemiciclo del Congreso por parte de ERC y Bildu al PSOE con la aprobación de Podemos, que casi llega a las manos con Ciudadanos.

Sábado 5 de noviembre. A ver si por fin hoy nos relajamos todos un poco. Sábado, sabadete... Sabadete se refería en el siglo XVII al sábado que caía en día 7 y, según una superstición judía, la conjunción (que se da unas dos veces al año) es propicia para preparar el polvo de talco, que debe prepararse con una camisa nueva. Su uso ulterior por parte de las prostitutas culminó la manida expresión.

Resumen: tanta polvareda para que acabaran triunfando los mismos de siempre...

En fin, feliz sabadete.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios