EL Íbex cerró ayer la sesión con una caída del 0,53% que tras los repuntes de las primeras jornadas le sirvió para salvar la semana con un avance del 6,9%, si bien no logró cerrar septiembre en positivo, pues cedió un 2% con respecto a agosto. A pesar de que el selectivo se situó en 8.546 puntos, está muy lejos de los 9.859 enteros que marcaba en la última sesión de 2010, acumulando unas pérdidas del 13,3% en lo que llevamos de año.

Los mayores recortes del día fueron para FCC (-9,27%), IAG (-3,31%), Abengoa (-2,91%), ArcelorMittal (-2,47%), Endesa (-2,22%) y Acerinox (-2,11%). Los valores que se anotaron mayores subidas fueron Enagás y Gamesa (ambos un 1,84%), y Red Eléctrica (+0,72%).

En una jornada en la que el Banco de España confirmó que el Estado tomaba el 93% de Novacaixagalicia, el 90% de CatalunyaCaixa y el 100% del capital de Unnim, el Santander salvó los recortes con una subida del 0,61% tras la promesa de Emilio Botín de mejorar el dividendo a partir de 2013, mientras que BBVA cerró en plano. Los dos grandes bancos se erigieron como la excepción de las entidades financieras que cotizan en el selectivo, pues Bankinter se dejó un 1,35%, Popular, un 1,19%, y Caixabank un 1,07%.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo española subió hasta los 325 puntos básicos pese a que la canciller alemana, Angela Merkel, reconoció el "esfuerzo titánico" del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en las reformas económicas.

Las pérdidas también se extendieron en el resto de plazas europeas, con Fráncfort al frente de los recortes (-2,44%), seguido de Lisboa (-1,9%) y Milán (-1,6%). París cedió un 1,51% y Londres, un 1,32%. En el mercado de divisas, el euro perdió posiciones frente al dólar y el cambio entre las dos monedas se situó en 1,3448 unidades.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios