La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

San Jacinto, esa explosión de vitalidad

Considerando que la Alfalfa es como un pueblo dentro de la ciudad y que sus vecinos no tienen necesidad alguna de salir de su entorno para cubrir cualquier necesidad, también hay que considerar cómo la Alameda y San Jacinto son dos explosiones de vida. Más lúdica la Alameda, la calle San Jacinto es un río humano desde muy temprano y en ese horario le gana la partida a su oponente, que se levanta más tarde y se acuesta cuando ya por San Jacinto no queda un alma. La principal arteria trianera ganó muchos enteros con su peatonalización, medida que fue muy criticada, mayormente por lo que significaba como entrada y salida en vehículo del arrabal. Ahora ya nadie añora aquella calle que estaba surcada por la vía del tranvía que iba a San Juan tras convertirse en la explosión de vida que hoy es para disfrute de un personal que la colma a diario.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios