Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Santander oscurece un gran programa de fútbol

DIEZ puntos les distancia en la tabla y si al Málaga le separan sólo dos puntos del pozo del descenso, el Sevilla ve cómo Europa se le va a cinco. Así se mira el panorama cuando se libra la tercera jornada de la segunda rueda y ambos coinciden esta noche en Martiricos para un duelo que no será, desde luego, a primera sangre. Es un partido vital para ambos, lo que adoba aún más el mucho adobo que se traen estos duelos entrambos.

Es el colofón de una sabatina que tiene su plato más consistente en el Camp Nou así que den las cuatro de la tarde y salten a él el propietario y el Valencia. Partido de fuste entre el líder y un Valencia al que le ha pasado un huracán tan virulento que la plantilla ha virado como se vuelve un calcetín. Pero a lo que íbamos, a ese Málaga-Sevilla que acabará a la hora de las brujas en el corazón de un día que trae demasiado frescas las úlceras de lo que ocurrió el jueves en El Sardinero.

Dolorosísima imagen del peloteo txuri urdiñ ante el absentismo legítimo de los futbolistas del Racing y retrato fiel de un fútbol que no es sólo el boato de los dos colosos. Pero no divaguemos y vayamos a lo que verdaderamente nos compete, a ese partido de La Rosaleda en el que contienden dos equipos obligados a ganar por muy diferentes motivos. El Málaga nada tiene que ver con el de Pellegrini, Joaquín, Isco y Demichelis, de ahí que su objetivo difiera considerablemente.

Y el Sevilla, con la obligación de ganar a fin de que la sexta plaza no se le vuelva utópica, llega a Málaga con la rabieta fresca de lo que le pasó el sábado pasado ante la tropa caparrosiana. Afortunadamente, las sensaciones no estuvieron acordes con el sofocón que supuso la derrota y la ilusión se mantiene firme. Será en el pase de la firma de un sábado plagado de fútbol en el que subyace ese tremendo contratiempo para el propio fútbol que fue lo sucedido en Santander.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios